Portada del sitio > Ciencias y tecnologías > Tecnologías de Información y Comunicación > La cultura del remix y el debate de los derechos de autor y la propiedad (...)

La cultura del remix y el debate de los derechos de autor y la propiedad intelectual

Martes 4 de septiembre de 2012, por z. kevorkian

Una breve reflexión a cuatro años de haberse estrenado este documental, Remix Manifesto, el debate sobre la pretendida propiedad intelectual de esos bienes intangibles inscritos en las artes y las industrias culturales de la música, el cine, la televisión, la radio, etcétera. En una breve digresión cabría apuntar que el debate en sí nada tiene de nuevo, sino que cobraría nuevas dimensiones y preguntas que tal vez nunca se resuelvan pero sí se litiguen en tribunales, sorbe todo desde los emporios dueños de esos “derechos”, porque los alegatos de plagio se pierden desde hace siglos hasta Gutemberg y empapa el ejercicio de la imprenta desde entonces. Pero ¿no es acaso de tiempos bíblicos el retoque y la dictaminación de originales proféticos y sancionar como válido o descalificar como apócrifo? Y en la escritura de los sistemas culturales contemporáneos, en le era de la mediatización y de la reproducción digital, se siguen batiendo como espadachines los autores de la intelectualidad orgánica, en duelos decimonónicos, a veces sanguinarios como en el reciente capítulo de Sealtiel Alatriste, que no recurrió al obligado código académico de citar cuando se invocan textos de otras fuentes y lo lincharon en las redes sociales que se pintan solas para esos infiernitos.

En fin, este documental vale por ser un vuelo desenfadado, irreverente a veces, que entra al corazón de la problemática como se vive en la cultura digital y en particular como código compartido en la producción y ejecución de música electrónica con la práctica del remix como distintivo y lenguaje del bricolaje en una transformación-apropiación de cualquier tipo de material original para resignificarlo en el matraz del software y ejecutar en una plataforma digital de naturaleza multimedial-viral.

La expresión creativa de esta dialéctica entre Copyright vs Copyleft y la formulación del concepto Creative Commons, hoy vigente en múltiples sistemas de publicación en web y aplicaciones que lo integran para la distribución y consumo, es la alternativa más acabada que apuesta por la libertad creativa ante los decadentes intereses corporativos. Como tema de café, puede compararse este monstruo oligopólico que pone en esteroides a las “estrellas” y engulle a los artistas, a los que paga migajas. Para firmar con una gran compañía hay que prostituirse, como lo saben los autores aspirantes a tener discos en los aparadores, físicos y virtuales, aquí y en China, en Mix-Up y en I-Tunes.


Ficha: Película documental de 2008 dirigida por Brett Gaylor. El protagonista central es Girl Talk, un músico que basa sus canciones en samples de otras bandas, y también participan el fundador de Creative Commons, Lawrence Lessig, el músico y ex ministro de Cultura de Brasil Gilberto Gil y el crítico de cultura pop Cory Doctorow.

Comentar este artículo