Portada del sitio > Artes > Escénicas > Una historia del diablo.

Una historia del diablo.

Miércoles 23 de abril de 2014, por Berenice Ibarías

Una historia del diablo es el título de la nueva producción teatral llevada a la escena dentro de las instalaciones del Foro Shakespeare, la cual, inaugura un nuevo espacio. Este pequeño recinto llamado La caja fuerte, puede albergar a un máximo de veintidós espectadores por función, quienes en este íntimo ambiente, son testigos del atormentado mundo de María, la protagonista de este monólogo, personaje que es interpretado por Tato Alexander.

Bajo la dirección de Itari Marta, y con la producción de Bruno Bichir, a lo largo de Una historia del diablo y durante más de una hora, podemos reírnos, asustarnos, odiar y enloquecer con María, una niña casi mujer, o una mujer con tintes de niña. Una joven violinista que no cree en Dios, pero si en el diablo, que sospecha de tener un novio infiel, el cuál es además, el director de la orquesta. Esta sospecha detonará en ella los recuerdos de su niñez, los que a su vez, desatarán el miedo y el odio, sentimientos que se materializaran en el estado de locura en que podemos ver a la protagonista.

Pero María no está sola, su gran confidente, el “Sr. Conejo”, estará ahí para escucharle con sus orejas de peluche, para aconsejarle con su boca de trapo. El “Sr, Conejo”, un poco cascarrabias y medio pelafustán, se convierte en otro elemento que le da gran fuerza a esta producción, la cual está tan bien dirigida como bien actuada.

Pero entonces, ¿en qué momento el diablo hace gala de presencia?, Porque aunque María lo mencione continuamente, nunca veremos a este ente de grandes cuernos y larga cola. Y es que María es el diablo, María y todos sus demonios, los cuales nos muestra poco a poco hasta que terminamos siendo sus cómplices, aquellos con los que una chica de unos veintitantos años puede llegar a identificarse.

Una historia del diablo es un texto del dramaturgo norteamericano Don Nigro, escrito exclusivamente para Tato y traducido por ella. Esto sin duda ha hecho de la actriz y el texto una gran conexión, resultado que se ve en escena. El espacio es otro elemento que cautiva. Es llamado La caja fuerte, debido a que el sitio cuenta con este elemento: una caja que nunca ha podido ser abierta. Esta, es utilizada en el montaje, y, en determinado momento, es víctima de las pasiones de María.

El ¿por qué venir a ver esta obra? “Creo que se van a ver reflejados, creo que el teatro es para eso, para identificarse en algún momento y sentir que, pues que todos somos teatro. Todos estamos actuando todo el tiempo” comenta Itari, y agrega, “Van a venir a reírse un poco, pero también a salir de ahí diciendo, ah bueno, ¿dónde está mi infierno?, ¿dónde está el diablo en realidad? Y por lo tanto, ¿quién es Dios?”

¿De qué será capaz María?, ¿De que eres capaz tú? Una historia del diablo se presenta los viernes a las 8:45 p.m., sábados a las 8:30 p.m. y domingos a las 6:30 p.m. en el Foro Shakespeare, ubicado en Zamora 7, Colonia Condesa.

Comentar este artículo